Iré a Bilbao; abrazaré a mis padres, el resto de mi familia y amigos; iré a Menorca y disfrutare del mar y el jardín pero sobretodo disfrutaré de lo cotidiano y sabré que soy una afortunada y que si no soy feliz lo que soy es tonta. Y daré gracias a Dios por todo lo que nos da y nos quiere